>  Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias   > Revista Mexicana de Ciencias Forestales

Laboratorio móvil de energías renovables

Por Karla Navarro

Ensenada, Baja California. 15 de enero de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- El laboratorio móvil de energías renovables del Centro de Enseñanza Técnica y Superior de Ensenada (Cetys) Universidad y Fundación IEenova se ha convertido en una herramienta de investigación y divulgación, gracias a que cuenta con el equipamiento necesario para generar energías solar y eólica.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Josué Aarón López Leyva, profesor investigador de Cetys Universidad, comentó que el laboratorio está equipado con dos aerogeneradores con capacidad de 400 watts cada uno.

Además, tiene dos paneles solares con una capacidad conjunta de 250 watts, por lo que en total, el laboratorio puede producir mil 50 watts, energía suficiente para el funcionamiento de una vivienda durante todo un día.

“Esos tres sistemas, los paneles solares y los dos aerogeneradores, por cable de uso rudo se conectan al laboratorio y adentro tenemos todos los aditamentos para controlar la carga y descarga, tenemos un banco de baterías, inversores y una estación meteorológica que nos permite hacer investigación conforme el clima va cambiando”, explicó el doctor López Leyva.

Puntualizó que si bien cada sistema cuenta con una estructura propia, modular y móvil para ubicarse donde se requiera, prevén una segunda fase de acondicionamiento para dotar al laboratorio de capacidad para conectarse a la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En el argot de las energías renovables se considera que el laboratorio está ‘fuera de la red’ porque tiene sus propias baterías, es decir, es autónomo, en estos momentos no se puede conectar con la red de la CFE pero en la segunda fase sí se podrá”, adelantó.

Leer información completa...

Agencia Informativa Conacyt

El reto del Maíz en México frente al cambio climático

Guillermo N. Murray-Tortarolo y Víctor J. Jaramillo

DOI: http://doi.org/10.22201/codeic.16076079e.2018.v19n1.a1

Resumen

El maíz es la base de la alimentación de la gran mayoría de los mexicanos. Lo comemos en tortillas, pozole, tamales, tostadas y hasta en la sopa. No obstante, es aun de mayor importancia para los campesinos de subsistencia que dependen directamente de él para vivir. El maíz es, a su vez, altamente dependiente de la variabilidad interanual de la lluvia y la sequía representa un riesgo importante para su producción a nivel nacional. Los escenarios futuros muestran una reducción de 10% en la producción de Maíz en México y hasta de 30% en ciertas regiones. Esto representa una potencial crisis social y ambiental en las próximas décadas. Es necesario proponer estrategias para enfrentarlas y muchas de ellas están en tus manos.

Palabras clave: sequía, agricultura de subsistencia, maíz de temporal, calentamiento global, agrotecnología.

El maíz que corre en nuestra sangre

Los seres humanos fuimos hechos de maíz por los Progenitores, Creadores y Formadores; de mazorcas nuestro esqueleto y de masa de maíz nuestra sangre y nuestra carne. Así lo dice el Popol-Vuh y así lo creyeron los habitantes ancestrales de nuestro país por más de mil años. Sí, es cierto que la ciencia moderna ha revelado que en realidad venimos de un largo proceso de evolución, pero de alguna manera sí estamos hechos de maíz, pues es la pieza fundamental de la dieta de la gran mayoría de los mexicanos; al final, somos lo que comemos.

La creación del Popol-vuh, norte, sur y centro. Autor: Cuilomerto.
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Norte,_Sur_y_Centro.png.

Leer información completa...

Revista Digital Universitaria

Biotecnología contra enfermedades del cafeto

Por Marytere Narváez

Mérida, Yucatán. 23 de diciembre de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- En el Panorama agroalimentario de Café 2016 emitido por los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultural (FIRA), se estima que la producción mundial de café en el ciclo 2016-2017 incremente 1.6 por ciento con respecto a la cosecha del ciclo previo, para ubicarse en 155.7 millones de sacos de 60 kilogramos, es decir, el tercer nivel más alto de la historia.

En México, la producción de café reportó su nivel mínimo desde que se tiene registro. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estima que durante el ciclo 2016-2017 la producción de café en México disminuya a una tasa anual de 8.0 por ciento, mientras que el consumo se incremente 1.5 por ciento con respecto al ciclo previo.

De acuerdo con estas estimaciones, por primera vez desde 1960 la producción de café en México sería 2.1 por ciento inferior al consumo nacional. Así también, por primera ocasión el volumen de las exportaciones mexicanas de café, en su equivalente en café verde, serían inferiores a las importaciones en 2.7 por ciento, lo que resultaría en un déficit comercial de 50 mil sacos de 60 kilogramos.

De acuerdo con el reporte, los principales factores que explican la disminución de la producción nacional durante la última década son la disminución de la superficie cosechada y la reducción de la productividad de los cafetales, relacionada principalmente con la avanzada edad de las plantaciones, afectaciones climatológicas y por la roya del café, considerada la enfermedad más destructiva del cafeto y la de mayor importancia económica a nivel mundial.

Leer información completa...

Agencia Informativa Conacyt

Café mexicano: “Los siete aromas del mundo”

El café forma parte de los cultivos básicos de la Planeación Nacional Agrícola considera acciones específicas para cada una de las 21 regiones potenciales y las 16 estratégicas.

En México, la producción de café emplea a más de 500 mil productores de 14 entidades federativas y 480 municipios. Actualmente el consumo anual per cápita nacional es de 1.3 kg y se satisface el total del requerimiento nacional con producción dentro del territorio; sin embargo, México ha dejado de ser el principal productor de café orgánico del mundo, entre otras cosas por los bajos precios en el mercado mundial y la incidencia de roya que provocó una reducción de casi 50 por ciento de la producción nacional.

Así que la estimación para 2030 es aumentar en 16.48% el consumo nacional y 471% la producción nacional. Para ello, se redefinió la política pública con el fin de reactivar el sector cafetalero mediante un aumento en la producción del aromático y la diversificación de las exportaciones en condiciones competitivas.

La estrategia a seguir para maximizar la producción incluye: impulsar campañas fitosanitarias integrales; replantación y reconversión a variedades élite; paquetes tecnológicos de adaptación al cambio climático; innovación y transferencia de tecnología; impulso a sistemas de producción sostenible; campañas de promoción; consolidar sistemas de producción orgánica y certificación de los procesos de producción, distintivos en calidad y/o por especialidad.

Por otro lado, la estrategia para mercados de exportación busca consolidar los mercados de EEUU y Canadá aprovechando las ventajas arancelarias del TLCAN y cercanía geográfica; para los mercados de Alemania, España y Bélgica: fortalecer los tratados existentes que también ofrecen ventajas arancelarias con una tasa preferencial de 0 por ciento.

Expandir las exportaciones a Italia, Francia, Países Bajos, Suiza, Japón y Colombia aprovechando el trato arancelario benéfico al café mexicano; para el caso de Reino Unido negociar una menor tasa arancelaria para el café sin tostar ni descafeinar, para Turquía, Corea del Sur y Cuba es negociar un tratado que asegure una tasa preferencial.

Finalmente, desarrollar los mercados de Malasia y Australia, aunque la tasa aplicada es de 0%, la propuesta se centra en homologar las disposiciones fitosanitarias.

[1] “Los siete aromas del mundo” novela escrita por Alfred Bosch, con el café como tema central.

Autor
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
Fecha de publicación
11 de febrero de 2018
Fuente...

 

La conservación de los animales a través de la mirada de los niños

Por Verenise Sánchez

Ciudad de México. 9 de febrero de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- “Tengo miedo de que se mueran todos los animales y que en el futuro solo los veamos disecados en museos”, expresó un niño de ocho años de edad, luego de participar en un taller de dibujo que un grupo multidisciplinario de científicos del Instituto de Ecología (Inecol), la Universidad de Washington y Miku Conservación, A. C. llevó a cabo en Veracruz.

Dicho taller fue realizado como parte de la investigación “Diseño, implementación y evaluación de un programa educativo basado en las artes para la conservación del saraguato negro (Alouatta pigra)” que desde hace más de cuatro años trabajan especialistas en biología, ecología, conservación, primatología y en educación para el desarrollo sostenible.

En entrevista, Montserrat Franquesa Soler, estudiante del doctorado red de biología y conservación de vertebrados en el Inecol e integrante de este proyecto de investigación, señaló que los dibujos de los niños pueden aportar mucha información sobre la percepción que tienen de las especies en peligro de extinción.

Estas pinturas también pueden servir como una herramienta para diseñar políticas públicas y estrategias de difusión para la conservación de animales y plantas, indicó la especialista, quien recientemente participó en el Foro Education for Sustainable Development (ESD), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Leer información completa...

Agencia Informativa Conacyt

Subcategorías

Contacto

Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Av. Progreso Núm. 5, Barrio de Santa Catarina, alcaldía Coyoacán, Ciudad de México, C.P. 04010, Tel. 55 36268697 y
55 36268700  Exts. 112 y 301
  
 
 
 

Síguenos

Consulta nuestras publilcaciones.