>  Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias   > Revista Mexicana de Ciencias Forestales

Productividad de Agave tequilana con fertigación en Tamaulipas

La fertigación favoreció el desarrollo de las plantas, al registrarse como biomasa total 491 toneladas por hectárea

En el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Campo Experimental Las Huastecas, ubicado en Tamaulipas, se realizó el estudio de Agave tequilana, desarrollado en forma tradicional —temporal y sin fertilizantes— y con la técnica de fertigación que es utilizada en sistemas de producción a cielo abierto y en la agricultura protegida, que consiste en aplicar agua y fertilizantes mediante un sistema de riego por goteo, humedeciendo sólo la porción del suelo donde se desarrollan las raíces, con el fin de favorecer su actividad, mejorando el rendimiento y producción de biomasa de los cultivos.

El estudio se realizó en un ciclo completo de siembra a cosecha de seis años y siete meses. Durante este periodo se realizaron ocho evaluaciones o muestreos destructivos en septiembre de 2004, febrero de 2005 y octubre del 2005 al 2010. Se midieron las características agronómicas de la planta: altura, número de hojas, peso de piña y Azúcares Reductores (AR) en la piña. Desde las etapas iniciales del ciclo se observó que las plantas desarrolladas con fertigación presentaron mayor crecimiento, cuyo registro fue de 180 centímetros de altura y 148 hojas, valores superiores en un 26 y 57 por ciento respecto a las plantas desarrolladas sin riego y sin fertilizante.

También se demostró que la planta de agave incrementa su altura y produce hojas durante todo su ciclo, sin embargo, cuando la planta se desarrolló de manera tradicional, presentó durante en el primer año un incremento de siete centímetros en su altura y 13 centímetros durante el sexto año. Además, en esta última etapa produjo cuatro hojas nuevas, superando también a las tres hojas anuales producidas en los años anteriores.

La tendencia de incremento en la altura y hojas al avanzar la edad de la planta de agave, asociada a mayor competencia entre el desarrollo del follaje y la piña, fue modificada en las plantas de agave que recibieron agua y fertilizantes. La altura en estas plantas, presentó su valor máximo en el cuarto año de desarrollo; mientras que en los dos primeros años produjeron 32 hojas por año y en el quinto año de desarrollo sólo produjeron cinco hojas.

La fertigación favoreció el desarrollo de las plantas, al registrarse como biomasa total 491 toneladas por hectárea, considerando una densidad de siembra de 3 300 plantas por hectárea. De esta biomasa, 252.4 toneladas por hectárea estuvieron formadas por la piña, valores superiores a las 97 y 46.5 toneladas por hectárea de biomasa total de la planta y piña estimadas en plantas desarrolladas sin riego y sin fertilizantes. Las piñas de las plantas desarrolladas con fertigación presentaron una concentración de 29.0 por ciento de AR, valor superior al 26.8 por ciento de AR en piñas de plantas desarrolladas con la tecnología tradicional.

Cabe señalar que la productividad de biomasa del Agave tequilana, con aplicación del agua y fertilizantes aplicados mediante la técnica de fertigación, genera mayores ingresos a los productores e industrias del tequila, jarabe, inulina y biocombustibles.

Autor
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Fecha de publicación
19 de julio de 2019
Fuente...

 

Divulgación científica: enseñanza y evaluación

Erick Daniel Cruz Mendoza

DOI: http://doi.org/10.22201/codeic.16076079e.2019.v20n4.a3

Resumen

La perspectiva pedagógica de la comunicación de la ciencia invita a reflexionar cuestiones relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje. En la divulgación científica este tema genera discusión y causa posturas contrastantes acerca de la evaluación de los divulgadores, los productos y los públicos. Estas cuestiones se exponen en el presente trabajo con el propósito de brindar un panorama de la actividad divulgativa desde el enfoque educativo.

Palabras clave: comunicación de la ciencia, educación formal, educación no formal, educación informal.

Divulgación científica: taller (actividad presencial con mediador).

Leer información completa...

Revista Digital Universitaria

 

Variedades de soya en Campeche liberadas por el INIFAP

Las variedades de soya liberadas por el INIFAP, H100, H200, H300, H400, Tamesí, H600, Luzianía, Vernal y Mariana

La variedad Mariana, obtuvo el mayor rendimiento en la primera fecha de siembra con aproximadamente 2.8 toneladas por hectárea

Investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) recabaron la información de peso y humedad de muestras de grano en parcela para calcular el rendimiento por hectárea, variedad y fecha de siembra.

Las variedades de soya liberadas por el INIFAP, H100, H200, H300, H400, Tamesí, H600, Luzianía, Vernal y Mariana fueron evaluadas en el estado de Campeche.

En los resultados obtenidos durante la primera fecha de siembra realizada el 20 de junio de 2017 sobresalió la variedad H200, con 4.6 toneladas por hectárea, y el rendimiento medio más alto con 3.5 toneladas por hectárea. En la cuarta fecha de siembra, realizada el 22 de agosto del mismo año se consiguió un rendimiento por debajo de 2.2 toneladas por hectárea.

En la primera fecha de siembra, las variedades H300, H400, H600, Luzianía y Vernal lograron un rendimiento mayor a tres toneladas por hectárea, cercano al de H200. Por otra parte, en la segunda fecha de siembra, realizada en julio, las variedades H200, H400 y H600 están por encima del promedio.

La variedad Mariana, obtuvo el mayor rendimiento en la primera fecha de siembra con aproximadamente 2.8 toneladas por hectárea y se comportó de manera estable desde la segunda hasta la cuarta fecha, entre dos y 2.2 toneladas por hectárea.

Autor
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Fecha de publicación
08 de julio de 2019
Fuente...

Cacao, patrimonio oculto del Occidente mexicano

Por Pablo Miranda Ramírez

Guadalajara, Jalisco. 3 de abril de 2019 (Ciencia MX).- Hace un siglo, los árboles de cacao se asomaban tímidamente en pequeños cultivos en Jalisco y Nayarit. Considerado un manjar de los dioses, la producción de este fruto de semillas amargas suele atribuirse a las zonas del sur de México; sin embargo, en el Occidente del país también hay esfuerzos para rescatar el legado de este tesoro alimenticio.

Para conocer sobre el cacao en aquella zona, la doctora Laura Alicia Aguilar González, profesora investigadora del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), en Puerto Vallarta, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), indagó en fuentes y referencias históricas y bibliográficas y así buscar los orígenes en el uso de ese fruto en el Occidente de México.

“Siempre que hablamos de cacao vemos hacia el Sureste de México o Centro y Sudamérica, pero pocas veces profundizamos en el Occidente mexicano, donde desde tiempos ancestrales se tiene la presencia de cacao, que sigue siendo utilizado en ceremonias de las culturas étnicas de la región: wixárikas, coras, tepehuanes o mexicaneros, descendientes de la cultura Aztatlán”.

Leer información completa...

cienciamx-noticias

Habanero Jaguar, impactando al agro mexicano

La semilla mejorada cubre más del 80% de la siembra de este producto

La variedad es muy aceptada por su alto grado de pungencia.

Sirva la tecnología para estimular los sabores de los chiles en México y el mundo, y más, para aumentar la productividad en los cultivos. En el Campo Experimental Las Huastecas, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), el chile es de los principales sistemas producto, y por ello, la variedad de semilla mejorada de habanero, denominada Jaguar, ofrece frutos de calidad en las regiones productoras del país.

Para colaborar en la calidad y el rendimiento de esta especie, así como, solucionar el problema de los productores que se enfrentan al uso de siembras con materiales criollos o híbridos transnacionales, se mejoró la semilla de este chile en el estado de Tamaulipas, una de las entidades que cuenta con un área de genotipos mejorados, casi al 100%. Aun cuando su capacidad de adaptación es amplia, los expertos señalan que en el sur del estado el cultivo prospera sin problemas a campo abierto y en sistemas de agricultura protegida, mientras que en las zonas centro y norte de Tamaulipas, el chile habanero es recomendable en condiciones de agricultura protegida.

La variedad Jaguar inicia su producción de 120 a 125 días después de la siembra, produce frutos de alta calidad, uniformes, de color verde esmeralda que cambian a un anaranjado brillante cuando alcanzan la madurez. Tiene un costo de semilla muy accesible para los productores; actualmente cubre más del 80% de las siembras de chile habanero del país.

La variedad Jaguar tiene gran aceptación para el mercado en fresco; además, es muy apreciada en la industria por el alto grado de pungencia que tiene, ya que supera las 200,000 Unidades en la escala de Scoville lo que garantiza un elevado contenido de capsaicinoides, compuestos de alto valor en los mercados internacionales. Lo anterior ha favorecido el surgimiento de nuevas áreas de producción de habanero Jaguar fuera de la Península de Yucatán como son la franja costera del Golfo de México, Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Baja California, y zonas de agricultura protegida de todo el país.

Cabe mencionar que en la actualidad es la única variedad de semilla certificada que cumple con los requerimientos de la Denominación de Origen del Chile Habanero de la Península de Yucatán, entidad que tiene la Declaratoria General de Protección de la Denominación de Origen Chile Habanero, por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

La variedad Jaguar fue desarrollada en el Programa de Mejoramiento Genético de Chiles del Campo Experimental Las Huastecas del INIFAP por el M.C. Moisés Ramírez Meraz quien es egresado del Postgrado en Fitomejoramiento de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro y tiene más de 35 años de experiencia en el mejoramiento genético de chiles en el INIFAP. El M.C. Ramírez Meraz desarrolló también los primeros híbridos nacionales de chile serrano, y ha formado en colaboración con otros investigadores, variedades e híbridos de chiles jalapeños, anchos y guajillos para las regiones productoras de México.

Autor Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Fecha de publicación
11 de julio de 2019
Fuente...

Subcategorías

Contacto

Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Av. Progreso Núm. 5, Barrio de Santa Catarina, alcaldía Coyoacán, Ciudad de México, C.P. 04010, Tel. 55 36268697 y
55 36268700  Exts. 112 y 301
  
 
 
 

Síguenos

Consulta nuestras publilcaciones.