La pesca fantasma -da miedo ¿verdad?- por desgracia, es tan sobrecogedora como parece. La pesca fantasma ocurre cuando los aparejos de pesca perdidos o descartados se quedan en el océano y atrapan peces u otras formas de vida marina, matando indiscriminadamente todo lo que capturan.

Los aparejos de pesca abandonados, perdidos o descartados (ALDFG por sus siglas en inglés) están siendo reconocidos como un reto que debemos abordar ahora por el bien de nuestro medio ambiente marino y de las personas cuyas vidas y medios de subsistencia dependen de él. Se estima que al menos 640 000 toneladas de artes de pesca se pierden o abandonan en los océanos cada año. La FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estiman que una décima parte de todos los desechos en los océanos viene de estos “aparejos fantasma”.

Matar peces y otras especies, como ballenas, delfines, focas y tortugas (algunas de las cuales están en peligro de extinción), es uno de los muchos efectos devastadores de los ALDFG. Desafortunadamente, ese no es el único problema. Los artes abandonados pueden también alterar los ambientes y fondos marinos y perjudicar a la navegación cuando las hélices de los buques quedan atrapadas en ellos, llegando a provocar naufragios y accidentes con víctimas mortales. Los aparejos fantasma pueden igualmente acabar en la playa como basura, convirtiéndose en un peligro para las aves y otras especies costeras y en un riesgo para la salud y la seguridad de los bañistas. Países de todo el mundo están haciendo grandes esfuerzos para gestionar mejor las poblaciones de peces y este esfuerzo podría verse socavado gravemente si sigue aumentando el aumento de la pesca fantasma.

Leer información completa...

FAO

 

Contacto

Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Av. Progreso Núm. 5, Barrio de Santa Catarina,
delegación Coyoacán México, D.F. C.P. 04010
Tel. 01 55 36268697 y 01 55 36268700 Exts. 112 – 301
  
   
 
 
 

Síguenos

Consulta nuestras publilcaciones.