Por Aketzalli González

Ciudad de México. 14 de marzo de 2019 (Ciencia MX).- Formas extrañas y colores brillantes capturaron la atención de Charles Darwin para dedicar un estudio a las adaptaciones de las orquídeas, dos años después de su obra más conocida El origen de las especies (1859).

Estas plantas evocan la exuberancia de los bosques tropicales, incluso el novelista inglés Herbert George Wells asoció algunos estudios de Darwin en el cuento La floración de la extraña orquídea (1894).

Es fascinante encontrar en las obras literarias la extrañeza que causaban las orquídeas, plantas que representan una de las familias botánicas más grandes; mientras que en los países latinoamericanos, más que un accesorio de lujo, tenían un valor cultural, gastronómico y medicinal.

“Su valor cultural y económico en nuestro país pone las orquídeas en una situación complicada de sobreexplotación y tráfico ilegal. México alberga una notable riqueza de orquídeas con un aproximado de mil 300 especies y 170 géneros”, señaló en entrevista la doctora en ciencias Adriana Becerril Montes, presidenta de la Asociación Mexicana de Orquideología, A.C. (AMO).

Leer información completa...

cienciamx-noticias