Esta es la historia de una pequeña comunidad indígena en la que, a pesar de enfrentar un alto grado de marginación y exclusión social, sus jóvenes tienen hoy mejores expectativas de desarrollo, gracias a una activa labor de divulgación de la ciencia por parte de docentes y científicos.

En Cuentepec, la investigación científica estaba muy lejos de ser una opción profesional, hasta que un grupo de investigadores -a titulo personal- despertaron el interés y talento científico de toda una generación de jóvenes de bachillerato, para cambiar así su futuro y el de la comunidad.

Existe un inmenso potencial de inteligencia y aprendizaje en niños y jóvenes. Solo necesitan la oportunidad de encontrar facilitadores que les hagan disfrutar descubriendo las maravillas que las ciencias les hacen ver y admirar en el microcosmos de la naturaleza. J. Montero Tirado

Por Carmen Báez

Ciudad de México. 13 de diciembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Norma Ivette Nava Sierra nació y creció en una pequeña comunidad indígena escondida entre cerros y campos de milpa. Quienes viven aquí lo llaman Kuentepetzin “cerro o montaña sagrada en forma de surcos”, pero para llegar se pregunta por Cuentepec. Si se viaja en transporte público desde la capital morelense, tras dos horas de camino, es posible conocer los misterios y tradiciones que envuelven esta comunidad del municipio de Temixco.

Ilustración: Ana Ofelia Yáñez.

Leer información completa...

cienciamx