>  Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias   > Revista Mexicana de Ciencias Forestales

 

Durante un mes y medio todos los ejidatarios de San Jerónimo Jacales, Durango plantaron 140 mil 360 árboles en 2012, ahora miden más de un metro de altura.

En un suelo empobrecido y erosionado por actividades agrícolas en San Jerónimo Jacales Durango, la organización de los ejidatarios fue la clave para la recuperación de 116 hectáreas de bosque de pino.

El ejido se encuentra en la parte alta de la cuenca del Río Nazas, en el municipio de Canatlán, hasta hace cinco años el suelo se encontraba deteriorado y parecía imposible que los árboles plantados lograran sobrevivir.

En temporada de lluvias el suelo no retenía agua y las plantas no crecían. Los ejidatarios ocasionalmente reforestaban, pero no participaban todos.

Con la asesoría de los técnicos forestales, empezaron a recuperar los suelos y a reforestar con la especie pino real (Pinus engelmannii), en una extensión de 116 hectáreas.

Durante un mes y medio colaboraron todos los ejidatarios, incluidos niños, mujeres y ancianos, que lograron establecer 140 mil 360 nuevos árboles, que a la fecha ya alcanzan más de un metro de altura.

La organización fue fundamental, pues a pesar de ser 41 miembros y de que son largas jornadas de trabajo, su esfuerzo por la conservación de su único patrimonio los impulsó a seguir adelante.

Comenzaron con la instalación de un cerco para que los animales no entren a la zona reforestada y pisen los árboles, después deshierbaron la zona reforestada para que el árbol crezca más rápido y en caso de un incendio, no se propague tan fácilmente.

Autor
Comisión Nacional Forestal
Fecha de publicación
18 de abril de 2018
Fuente...

 

Contacto

Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
Av. Progreso Núm. 5, Barrio de Santa Catarina, alcaldía Coyoacán, Ciudad de México, C.P. 04010, Tel. 55 36268697 y
55 36268700  Exts. 112 y 301
  
 
 
 

Síguenos

Consulta nuestras publilcaciones.